Inicio Nacional Errare Humanum Est

Errare Humanum Est

95
0

Séneca, el filósofo estoico nacido en Córdoba, fue condenado a muerte por el emperador Nerón, su antiguo pupilo, por causa de su participación improbable en una conjura. Se abrió las venas, ingirió cicuta y por fin, en medio de los vapores de un baño, rindió a la muerte sus pulmones asmáticos.

Aquel estoicismo de los clásicos que enseñaba a vivir controlando las pasiones y aceptando con dignidad los vaivenes de la fortuna, recorrió milagrosamente los siglos llegando hasta nuestros días, donde otro andaluz de mirar sin tiempo y pensar lúcido, guasón y triste, recogió a su manera esa herencia difícil y la puso en práctica en la literatura. Apodado ‘El Séneca’ fue uno de los personajes literarios más conocidos del escritor… Ver Más