Inicio Nacional Sherpa, tras la llamada al boicot de su concierto: «Estos comunistas de...

Sherpa, tras la llamada al boicot de su concierto: «Estos comunistas de la hoz y el martini no me van a callar»

180
0

Tras el comunicado lanzado por la plataforma ‘Rock contra el fascismo’, en el que instan a los seguidores de Los Barones a ‘decidir’ si acudir o no a su próximo concierto con Obús en La Riviera tras una serie de tuits que califican de ‘fascistas, racistas, homófobos y sexistas’, este periódico se ha puesto en contacto con el cantante y bajista Sherpa para conocer su reacción.

¿Sorprendido?

En absoluto. Me lo esperaba. Desde que me hiciste aquella entrevista, cuando la cacerolada, no han parado de mandarme anónimos, de atacarme… pero yo sigo resistiendo. Estoy manso, pero si hay que pelear peleo.

¿Cuál ha sido su primera reacción al texto?

Es que ni lo he leído entero, no me hace falta porque ya sé que es un compendio de todo lo que me han ido diciendo: ‘homófobo, racista, que incito al crimen…’ me están calumniando de tal manera que estoy pensando seriamente si ponerles una querella criminal. Tengo que recapacitar si merece la pena, porque ya sabes cómo funciona la justicia en este país. El problema es que estos cabecillas, que se han erigido en dueños del carnet rockero español, son todos militantes de Podemos. Esto es porque he criticado a sus líderes, que son personajes públicos y por eso tengo derecho a hacerlo. Son comunistas de la hoz y el martini, que cuando llegan a casa su mamá les tiene la mesa puesta. Son gente que apoya al régimen cubano, al régimen chavista, y que les importa una higa la gente que protesta en Cuba y termina desaparecida. Son matoncitos, aprendices de sicario, y Podemos les está enviando contra mí para dar un escarmiento a los que protestamos. Yo siempre he sido crítico con su jefecillo, que salió escaldado de las elecciones de Madrid, y eso no me lo perdonan. Han dicho: ‘como este tiene relevancia en el mundo del rock, vamos a por él, vamos a impedirle trabajar’. Quieren forzarme al autoexilio, como han hecho con seis millones de venezolanos. Es gente talludita, que tiene mentalidad adolescente, y que acaba de descubrir la panacea en el comunismo. Son activistas, se han adueñado de la cultura, del cine del teatro y ahora del rock. Son talibanes. Uno es un cantante de un grupillo de tercera, llamado Lujuria, a los que yo ahora llamo La Jauría, porque son como una jauría de hienas. Otro es un escritorcillo del rock, que se cree un intelectual que ha descubierto el comunismo. El comunismo está prohibido en la mayor parte del mundo civilizado, y es increíble que no lo esté en España. Y llaman fascistas a los que osamos oponernos. Si hago un chascarrillo en Twitter sobre un tío que se hace mujer de un día para otro, van a por mí. Me llaman tránsfobo, en la línea de la increíblemente todavía ministra de Igualdad. Dije que si participaba en los Juegos Olímpicos con bikini a lo mejor se le salía un huevo por debajo del traje, y fueron a por mí. Están locos. El problema es que este país se va a la ruina con esta gente en el gobierno.

¿Cree que habrá consecuencias sobre la celebración del concierto?

Está por ver. Yo confío en que la buena gente, la gente decente, responda. Estoy pensando en hacer una fila cero para los que no puedan asistir, para que se vea que esta gentuza es una minoría de gente frustrada y envidiosa, que no tolera a quienes no piensan como ellos.

El comunicado alude directamente a un tuit en el que pedía que se bombardeen los cayucos.

Y me reitero en lo dicho. Lo que hace un país decente, que quiere proteger a su pueblo, es bombardear esos cayucos para que no se puedan usar. ¿Estoy diciendo que maten a los inmigrantes? No, estoy diciendo que destruyan los cayucos. Además, ¿inmigrantes? ¡una mierda! Son tipos hechos y derechos, bien vestidos y bien alimentados, que vienen aquí como una quinta columna. Yo estoy a favor de los inmigrantes legales, pero ellos son ilegales. Me acuerdo de cuando la penuria de alcadesa que sufrimos los madrileños Madrid dijo aquello de ‘welcome refugees, que vengan todos, que son los más valientes por saltar la valla’. Resulta que un periodista del rock dijo ‘se ha metido con mi alcaldesa’, después de que le dieran un puesto en aquella radio municipal.

¿Mariano Muniesa?

Sí, Mariano ‘mayonesa’. Se ha presentado varias veces como concejal de Podemos, y como no ha salido, está que rabia el tío. El cantante de La Jauría igual, están rabiosos. Pero a mí no me van a echar del rock, porque yo ya me fui. A raíz de la pandemia me di cuenta de la gentuza que hay metida en el mundo del rock español, y dije, ‘tengo 70 años, estoy hasta los huevos de bromas macabras’. Pero me propusieron tocar con Obús y dije ‘por qué no?’. Pero esta gente borroka, que ha comprado el comunismo como la panacea, quiere impedirme trabajar. Son unos pequeños Bódalos, piqueteros, pero no me van a callar.

¿Ha hablado con Fortu sobre todo esto?

No, y ahora ellos están metidos en el ajo de esta historia. Lo que más echo de menos es que muchos de mis compañeros, que sé que son buena gente, no me han llamado para preguntarme qué tal estoy. Yo he intentado hablar varias veces con Mariano ‘mayonesa’, pero no me coge las llamadas. Quería sentarme a hablar con él para confrontar argumentos, porque antes éramos amigos. Era un tipo fantástico que siempre nos apoyó, pero se ha vuelto un rabioso, con la rabia comunistoide, y está siguiendo las directrices de Podemos, porque me metí con Irene ‘mantero’, con ‘el coletas’ y demás. Y han dicho, ‘hay que ir a por este’. Igual que tiraron piedras a los de Vox en Vallecas, me las van a tirar a mí. Con los fantoches que hay en la Moncloa, España está acabada. Tendremos que irnos a Hungría o a Polonia, que son los únicos que se están resistiendo al nuevo orden mundial, y a ceder toda la soberanía a estos señores de la oscuridad.

¿Esto afecta a Hermes Calabria y a sus otros compañeros de banda?

Estos imbéciles no saben que no me perjudican a mí solo. Perjudican a los otros músicos del grupo, a los técnicos, a las oficinas de management, al promotor, a todos. Van a por mí, pero se van a crear más enemigos, por talibanes.

Veremos cómo evoluciona el asunto, ¿algo más que añadir?

Yo no abandono el combate. Viva la libertad y viva España.