Inicio Nacional Díaz Ayuso defiende el legado español en su visita a Washington

Díaz Ayuso defiende el legado español en su visita a Washington

39
0

La presidenta de la Comunidad de Madrid defendió ayer en Washington el legado español en América y la necesidad de proteger el 12 de octubre como día en que este se celebra. Lo hizo además en la sede histórica de la Organización de los Estados Americanos (OEA), donde la recibió el Secretario General, Luis Almagro. Tras esta, en conversación con la prensa, Isabel Díaz Ayuso se preguntó «¿por qué 500 años más tarde empezamos a revisar la historia de España en América y cuestionar la hispanidad, cuando desde su origen, si hay algo que trajo al continente americano fue la universidad, la civilización, occidente, valores que hoy siguen sustentando democracias liberales prósperas».

Diversas organizaciones indigenistas y políticos del ala izquierda demócrata han fomentado que se deje de celebrar el día de la Hispanidad, o día de Colón, como se le llama aquí en Estados Unidos, y han defendido una retirada de los monumentos al navegante y a otras figuras destacadas del legado español en América, en especial Fray Junípero Serra. La misma estatua de Isabel la Católica que hay frente a la sede de la OEA fue vandalizada con pintura roja en la protesta racial del año pasado.

Díaz Ayuso quiso detenerse junto a ella a su llegada. Según dijo después: «Me pregunto si ha creado un solo puesto de trabajo, pintar la estatua que está aquí de Isabel la Católica, el año pasado, cuando fue vandalizada. ¿Acaso eso ha creado más prosperidad, más entendimiento, más desarrollo? Creo que no. Yo creo que algunos líderes políticos, como hacen los nacionalistas, en nuestro caso en España, lo que buscan es el agravio y el enemigo externo».

Crítica al Papa
Con Almagro, Díaz Ayuso habló sobre «la situación en algunos países de la región», según dijo ella. Después la presidenta le preguntó al secretario general qué puede hacer la Comunidad de Madrid para apoyar la labor de la OEA, que es la de ser un foro político para la toma de decisiones en América. «El secretario nos ha dicho que defender la democracia, el estado de derecho y la igualdad y la libertad de todos los ciudadanos».

En una visita anterior, la organización Global Americans, Díaz Ayuso criticó que el Papa Francisco haya pedido perdón por «los errores cometidos en la evangelización». Según dijo la presidenta madrileña, le sorprende «que un católico que habla español hable así a su vez de un legado como el nuestro, que fue llevar precisamente el español, y a través de las misiones, el catolicismo y, por tanto, la civilización y la libertad al continente americano».

Llama la atención que la visita de ayer al secretario general de la OEA tuviera lugar en ausencia de la embajadora española ante ese mismo organismo, Carmen Montón, política de carrera, militante socialista y breve ministra de Sanidad con Pedro Sánchez, dimitida por acusaciones de haber plagiado su tesis de fin de máster. Montón fue nombrada en marzo de 2020 y ha acudido recientemente a reuniones en persona en la misma sede de la OEA.

Tampoco ha recibido o acompañado a la presidenta de la Comunidad de Madrid nadie de la embajada española, que encabeza el diplomático Santiago Cabanas. No ha habido acercamiento ni gesto de cortesía alguno, a pesar de que, según ha podido saber este diario, el equipo de Díaz Ayuso informó al ministerio de Exteriores y el cuerpo diplomático de esta visita, pensada para vender inversiones en la comunidad. La presidenta madrileña entró en EE.UU. como un visitante más y de hecho pasaron a su equipo a inspección secundaria en la frontera, señal de que no constaba un aviso previo de su llegada al país. Fuentes de la embajada española dijeron ayer a ABC que la comunicación se efectúa a través de Exteriores.

Díaz Ayuso llegó ayer a Washington para una serie de reuniones con organizaciones hispanas y ‹think tanks›, además de una visita al Capitolio. Venía de Nueva York, donde se reunió con fondos de inversión como BlackRock, Compass Group o Torino Capital y tuvo una reunión con Michael Bloomberg, que fue alcalde de Nueva York y es una de las principales fortunas de EE.UU.