Inicio Nacional Descifran los secretos de la tumba de un sumo sacerdote egipcio de...

Descifran los secretos de la tumba de un sumo sacerdote egipcio de tiempos de los faraones

18
0

Una excavación de rescate para evitar los saqueos que ha sufrido en varias ocasiones la pequeña necrópolis faraónica de Kom el-Khamasi ha permitido a un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y del Servicio de Antigüedades de Egipto revelar nuevos secretos de la tumba de Imephor Impy Nikauptah, un sumo sacerdote del dios Ptah de Menfis, que fue un cargo de gran relevancia en la corte egipcia. Situada en el suroeste del área arqueológica de Saqqara, Kom el-Khamasin fue lugar de entierro de personajes significativos del Reino Antiguo y del Primer Periodo Intermedio de la historia egipcia (2400-2050 a. C.).

Josep Cervelló, profesor de Egiptología del Departamento de Ciencias de la Antigüedad y de la Edad Media e investigador del Instituto de Estudios del Próximo Oriente Antiguo (IPEOA) de la Universidad y director de la misión, ha explicado este jueves los resultados de sus investigaciones junto a su equipo en un acto público en el Auditorio de la UAB presidido por el rector de la Universidad, Javier Lafuente.

Un miembro del equipo copiando las inscripciones de los bloques

UAB
Los arqueólogos han podido recuperar 435 bloques de piedra calcárea, 50 de ellos con importantes fragmentos de inscripciones y relieves, que habrían formado parte de dos edificios funerarios. Probablemente se tratara de dos mastabas, de unos diez metros de lado y otros tres de altura. Una de ellas creen que habría sido el lugar de entierro de Imephor.

En el lugar, los investigadores han realizado un descubrimiento de extraordinaria importancia: un depósito de fundación completo e intacto, formado por 60 jarras pequeñas de cerámica que conservan sus tapas y su contenido, que se analizará próximamente, dos platos pequeños de alabastro y cinco molas de piedra. Este conjunto ritual de objetos, que ha sido datado de la época del sumo sacerdote, habría sido enterrado en los cimientos del edificio para conferirle protección eterna.

Depósito de fundación de la mastaba de Imephor

UAB
De la mastaba de Imephor se han podido documentar los cortes en los que se asentaron los cimientos y la primera fila de los muros. Además, han recuperado de entre los bloques de piedra calcárea las piedras que formaban el techo a dos aguas y las paredes de la que fue la cámara funeraria subterránea del sumo sacerdote egipcio.

Estos bloques, inscritos con su nombre y títulos y con otros textos propios del repertorio funerario del momento, como la lista de aceites sagrados, fueron arrancados de su ubicación original por los saqueadores modernos del yacimiento, y arrastrados y abandonados en el norte del yacimiento. Junto a la documentación de otros bloques del mismo edificio que se vendieron de manera ilegal en el mercado de antigüedades y fueron posteriormente recuperados en parte y documentados, los arqueólogos han podido presentar una propuesta inicial de reconstrucción de la cámara funeraria completa del sacerdote. «Esta reconstrucción se sumará a la que también estamos haciendo de la mastaba y su depósito de fundación, de manera que se puede tener una idea bastante aproximada de aquello que puede haber sido la tumba original de Imephor en su conjunto«, ha explicado Josep Cervelló y recoge en una nota la UAB.

De la misma mastaba se han recuperado además un centenar de bloques de granito de lo que pudo ser un sarcófago o elementos arquitectónicos, como dinteles o jambas. Los saqueadores los habrían reducido a fragmentos también para venderlos ilegalmente, aunque por el momento no han sido detectados en el mercado de antigüedades.

Fragmento con inscripción

UAB
Según explica Cervelló, «el granito es un material constructivo reservado en exclusiva a la realeza y a la élite cortesana, lo que nos da una idea de la capacidad de captación de riqueza que este personaje tenía todavía en pleno Primer Periodo Intermedio y de su estatus en la corte menfita del momento«.

El investigador de la UAB confía en que los hallazgos ayuden a entender los motivos por los que algunos miembros de la corte de Menfis fueron enterrados lejos, en el desierto, durante la primera crisis política del estado egipcio. De momento, permitirán proyectar y preparar la campaña del próximo año para acabar de documentar y completar la excavación.

El desconocido de la segunda mastaba
La segunda mastaba que ha podido ser identificada habría acogido la tumba de un personaje de finales del Reino Antiguo, a juzgar por otra serie de inscripciones y relieves de los bloques recuperados. «No le podemos atribuir todavía ningún nombre, si bien las inscripciones contienen varios nombres propios«, señala Cervelló. Algunos de los fragmentos que podrían proceder de su tumba, de gran calidad, forman parte de escenas funerarias conocidas, como la de la caza y la pesca de un noble en las marismas.

Excavaciones en Kom el-Khamasin

UAB

Kom el-Khamasin estuvo en uso también durante el Reino Medio, pero no ya como necrópolis, sino como lugar de abastecimiento. En la excavación se han encontrado un gran número de fragmentos de grandes ánforas para almacenamiento de agua, con la tipología característica del Reino Medio (2050-1750 a. C.). Además, en algunos de los grandes bloques de piedra calcárea que revestían el exterior de las mastabas se han documentado grafitos cortados por diferentes manos, con mayor o menor pericia, en escritura jeroglífica o más cursiva, incluso hierática, muchos de los cuales reproducen nombres propios característicos del Reino Medio o de cronología más amplia, pero en uso también durante esta etapa. Serían, quizás, los nombres de viajeros que frecuentaban el desierto en este tiempo y que pasaban por el lugar para descansar a la sombra de los edificios que había y proveerse de agua, apuntan los arqueólogos.

La intervención de rescate en Saqqara del equipo de la UAB ha contado con el apoyo de microdonaciones de numerosas personas, que han participado en el programa de mecenazgo de proyectos de investigación de la Universidad.

El proyecto Kom el-Khamaseen, Misión Hispano-Egipcia en Saqqara Suroeste está organizado por el IEPOA-UAB y el Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, y cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura y Deportes, del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, del Institut Català d’Arqueologia Clàssica, de la Fundación Palarq y de la empresa Image Tours.