Inicio Nacional Mañueco exhibe «proyecto y apoyos» para otra etapa al frente del partido

Mañueco exhibe «proyecto y apoyos» para otra etapa al frente del partido

16
0

No fue ayer el mejor día elegido por el PP para anunciar en rueda de prensa la convocatoria del próximo congreso autonómico, que se celebrará los días 15 y 16 de enero en León. Pero el destino a veces es caprichoso y juega malas pasadas así que el presidente del Partido Popular y de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, siguió adelante con sus planes en los que incluyó la confirmación de que se presentará a la reelección como máximo responsable de la formación política en la Comunidad. Tras reunirse con los presidentes provinciales, con la única ausencia del de León y con la presencia del salmantino, Javier Iglesias, que aguantó estoicamente el interés mediático, aseguró que vuelve a dar un paso al frente.

Lo hace después de tener la «bendición» del líder nacional, Pablo Casado, y del secretario general, Teodoro García Egea, además de los barones provinciales. Pero, sobre todo, al considerar que «tengo el proyecto, los apoyos, la motivación y la energía para impulsar una nueva etapa». Así que su aspiración más inmediata es esa segunda reelección para presidir un PP que «es el partido más identificado con esta tierra, con políticas moderadas, eficaces y centradas». «Nuestro compromiso con el mundo rural y con las personas que viven en el territorio es indiscutible y lo vamos a defender en todos los ámbitos», insistió. Y como en cualquier comparecencia que se precie, no podían faltar las alusiones al presiente del Gobierno: «Castilla y León es la única responsabilidad que tengo, con una postura firme para que Pedro Sánchez no menosprecie a esta tierra para contentar a sus socios». «Queremos ser el dique de contención frente al sanchismo», repitió.

Con estos mimbres, Mañueco comenzó a dar forma a una candidatura que quiere aglutinar «en torno al proyecto transformador» y que tiene como principal objetivo «que salga un partido más fuerte, con ideas y más ganas de trabajar por Castilla y León y por España». «Un PP fuerte y unido que quiere contar con todos y sacar adelante un proyecto de futuro», concluyó.

Nada que ver con elecciones
Después, ya en el turno de preguntas, el presidente del PP dijo tajante que «nada tiene que ver una cosa con la otra» al ser interpelado sobre la posibilidad de que el congreso sea el preámbulo de un adelanto electoral en la Comunidad. Es más, justificó la fecha en el mandato de la dirección nacional de realizar los cónclaves autonómicos antes de que finalice el año y dado que en diciembre puentes y fiestas lo hacen muy complicado, los días elegidos «entran en el margen». Y ¿por qué León? «Es una ciudad y una provincia adecuada y conveniente para celebrar el congreso», respondió. Nada tiene que ver con la intención de frenar el leonesismo, puntualizó.

De esta forma, los populares celebrarán una Junta Directiva Autonómica el próximo martes, en la que se perfilará la cita congresual a la que llegarán superada la Navidad y que celebrarán en la Cuna del Parlamentarismo. Allí elegirán al que será por otros cuatro años presidente de la formación política en la Comunidad y que (si no hay sorpresa mayúscula y se presentan más candidatos), será Alfonso Fernández Mañueco. Un cónclave al que las provincias llegan con los deberes hechos (han celebrado ya sus congresos), salvo Salamanca, inmersa en una profunda crisis interna. El propio Mañueco echó balones fuera cuando fue preguntado por la fecha en la que los salmantinos celebrarían su cónclave y se limitó a señalar que es la Junta Directiva de Salamanca la que debe contestar.