Inicio Nacional Muere el arquitecto Ricardo Bofill a los 82 años: posmoderno, complejo, maldito

Muere el arquitecto Ricardo Bofill a los 82 años: posmoderno, complejo, maldito

20
0

El arquitecto Ricardo Bofill (Barcelona, 1939) ha muerto este viernes a la edad de 82 años, según informa ‘La Vanguardia’. Sin lugar a dudas, ha sido uno de los más creativos arquitectos españoles de los últimos cincuenta años. Posmoderno, complejo, maldito… Todos estos adjetivos no le han impedido tener una carrera prolífica.

Con su muerte, cae definitivamente el telón sobre la que fue esa Barcelona culta, completamente abierta al mundo y también capaz de inspirarlo.

Bofill fue un arquitecto intelectual, inquieto, preocupado en sus primeros años por resolver cómo la arquitectura debía abordar las formas de habitar y vivir en un mundo que estaba cambiando. Su obra más importante en España, el Walden 7, es la materialización de esto: un experimento de vivienda en el que no sólo tenía importancia la construcción, sino también la creación de espacios que posibilitaran formas alternativas de vivir individual y colectivamente. Su expresión más barroca se constata en sus edificios franceses, que lo llevaron a ser celebrado y detestado a partes iguales por la comunidad arquitectónica.

A partir de los años 90 transformó su estudio en una corporación, algo que debilitó su audacia primigenia, pero sin que anulara el prestigio que lo seguía haciendo un arquitecto internacional de referencia.

Entre sus más emblemáticas obras destacan la Muralla Roja, el edificio Walden 7, el Quartier Antigone, Les Espaces de Abraxas, el Teatro Nacional de Cataluña, la Terminal 1 del Aeropuerto del Prat, o la sede de su propia vivienda y estudio, La Fábrica, pasando por la sede corporativa de Shiseido Ginza en Tokio y la de Cartier en París, y proyectos más actuales como la Universidad Mohammed VI con sedes en Ben Guerir y Rabat. También destacan el Hotel Vela de Barcelona, los jardines del Túria, en Valencia o el parque del madrileño Manzanares.

[La última entrevista de Bofill en ABC]

Ricardo Bofill Levi fue uno de los urbanistas y arquitectos catalanes más influyentes y reconocidos en el ámbito internacional. Se formó inicialmente en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona (ETSAB), inserta en la Universidad Politécnica de Cataluña, que el año pasado le invistió como doctor ‘honoris causa’ en reconocimiento a su trayectoria en diferentes estilos arquitectónicos contemporáneos, tanto de obra urbana como de vivienda.

Recordemos que cuando se matriculó en el ETSAB en el año 1957 eran tiempos de dictadura, censura y represión, y ese mismo año el joven Bofill fue detenido y expulsado de la Universidad no pudiendo cumplir su deseo de estudiar Arquitectura en la escuela de su ciudad natal.

Fundó en 1963 el Taller de Arquitectura con un equipoco multidisciplinar en el que estaba José Agustín Goytisolo, Julia Romera y Salvador Clotas

Su padre, Emilio Bofill y Benessat, era arquitecto también, y había sido socio estudiante del Grupo de Arquitectos y Técnicos Catalanes para el Progreso de la Arquitectura Contemporánea (GATCPAC). En este ámbito nació la trayectoria profesional del joven estudiante, quien se trasladó a Suiza para continuar sus estudios. Se graduó en Urbanismo y Arquitectura en la Haute École du Paysage, d’Ingénierie et d’Architecture de Genève.

Bofill fundó en 1963 el Taller de Arquitectura con un equipo multidisciplinar formado no solo por arquitectos, sino también por otros profesionales y artistas como el crítico literario Salvador Clotas, el poeta José Agustín Goytisolo o la economista Julia Romea. Ese espíritu transversal pervive todavía bajo la dirección de sus hijos Ricardo Emilio y Pablo, señala la propia agencia.

A lo largo de su trayectoria, Bofill ha recibido numerosos premios y distinciones, como el Vittorio de Sica Arquitecture Prize y la distinción honoris causa por las universidades de Hamburgo, en Alemania, y Metz, en Francia. Además, ha sido galardonado por la Ordre des Arts et des Lettres de París, en Francia; la Académie Internationale de Philosophie de l’Art de Berna, Suiza, la American Society of Interior Designers de Nueva York y la Cruz de Sant Jordi, entre otros.

Para despedir a Ricardo Bofill Levi, los días 26 y 27 de enero se celebrará un acto en el que amigos, allegados y admiradores de su arquitectura podrán acudir a la emblemática sede del estudio para rendir homenaje al arquitecto.