Inicio Nacional Un buque de la Armada parte con la OTAN hacia el Mar...

Un buque de la Armada parte con la OTAN hacia el Mar Negro en plena tensión entre Rusia y Ucrania

75
0

El Buque de Acción Marítima (BAM) ‘Meteoro’ ha adelantado unos días su salida del puerto de Las Palmas de Gran Canaria para pasar a formar parte de una de las misiones permanentes de la OTAN, según reveló este martes la ministra de Defensa, Margarita Robles.

El movimiento se produce en un contexto de plena tensión con Rusia por la situación de Ucrania. Aunque la ministra insistió en su apuesta por el diálogo y la vía diplomática para resolver la situación entre ambos países, también afirmó que «España tiene la posición de la OTAN» y que «en ningún caso es aceptable que Rusia imponga condiciones a ningún país».

También está previsto que una fragata de la Armada pase a formar parte de las misiones permanentes de la OTAN en aguas del Mar Negro y el Mediterráneo, según afirmó en un encuentro con profesionales de la Asociación de Periodistas de Defensa (APEDEF).

«Síndrome Afganistán»
Durante la charla con los periodistas, la ministra avisó del peligro que supondría que la UE se retirase de Mali. Una misión que tiene un cometido muy claro: entrenar a las Fuerzas Armadas malienses. En este sentido, Robles explicó que «tanto en la OTAN como en la UE hay cierto síndrome por lo que ha pasado en Afganistán» y que la salida de las tropas de Mali abriría la posibilidad a que ocurra lo mismo. Además, dejaría las puertas abiertas a China y Rusia, que cada vez tienen más influencia en la zona, sobre todo en pleno debate sobre la presencia en el Sahel del grupo mercenario ruso Wagner.

En cualquier caso, tanto el coronel que ha ejercido el segundo mando en EUTM, Jesús Martínez Soriano, como el director general de Política de Defensa, el general Fernando López del Pozo, aseguraron que a España no le consta la presencia de Wagner en Mali.

Por otro lado, afirmaron que «la UE tiene muy clara que la prioridad es la seguridad de nuestras tropas», en una misión que «sí tiene sentido y es útil»: «Ayuda a los malienses a ser capaces de resolver su futuro».

En esta misión de la UE participan unos 1.100 efectivos, de los cuales el 55 por ciento son españoles, que mantienen unas relaciones «excelentes» con la población maliense. «Los ataques no han sido nunca a los españoles. No hay una relación contraria. Nuestra gente en el terreno mantiene unas relaciones magníficas con su entorno».